Seguridad de los Alimentos

Herramientas de gestión que permiten garantizar que consumir el alimento no cause daño a la salud.

Es posible garantizar la inocuidad trabajando sobre toda la cadena alimentaria minimizando los peligros de contaminación del producto. 

Buenas prácticas de calidad e inocuidad: exigencias básicas a tener en cuenta en la cadena alimentaria, relacionadas con las prácticas personales, comportamientos, las condiciones del edificio e instalaciones, entre otras.

Metodología de limpieza y desinfección: diseño y capacitación en los procedimientos estandarizados para lograr una limpieza eficiente con el mejor aprovechamiento de recursos.

Manejo integrado de plagas: capacitación y asesoramiento en la evaluación, monitoreo y manejo de la actividad de las plagas para identificar, prevenir y eliminar las condiciones que puedan estimular o sustentar una población de plagas.

Análisis de peligros. Puntos críticos de control (HACCP): metodología para la detección y evaluación de los riesgos de contaminación del producto desde las materias primas, el proceso de elaboración y envasado hasta el almacenamiento y transporte de producto terminado. 

Calificación a proveedores: definir e implementar la metodología de evaluación y calificación de proveedores adecuada a la empresa para asegurar la calidad e inocuidad de los productos que entregan.

GFSI-Mercados globales: la industria de los alimentos que decide abrirse al mundo debe cumplir requisitos básicos de aceptación. Para eso es necesario adecuar los procesos y metodologías de la empresa y/o sus proveedores, para cumplir con las pautas definidas.

Gestión de crisis: definición y capacitación de los pasos y metodología que se debe aplicar ante una situación de crisis en la empresa. Planificación y desarrollo del sistema de comunicaciones a público interno, externo y prensa. Retiro del mercado.